Razones para vacacionar en Venezuela

Razones para vacacionar en Venezuela

La belleza natural que define a Venezuela deja claro algo, su suelo lo tienen todo; selvas, llanuras, playas, montañas,  picos y desiertos se reúnen en un mismo territorio para dar como resultado un país inigualable. Si aún se tienen dudas respecto a vacacionar en la cuna de Simón Bolívar, descúbranse a continuación las razones por las que se debe visitarla.

Razones para vacacionar en Venezuela

Índice

    ¿Por qué elegir Venezuela como destino?

    En pocas palabras, por lo generosa que fue la naturaleza con esta tierra; sin embargo, hay algo que hace competencia a la majestuosidad natural de Venezuela, y es su gente. La calidez y hospitalidad del venezolano es equiparable, haciendo sentir al turista como en casa indistintamente del rincón en el que se encuentre.

    Conocer su cultura:

    Los llanos venezolanos reflejan a cabalidad, la esencia del venezolano; apenas con poner un pie en ellos, es sencillo dejarse cautivar con su imponente riqueza ecológica en la que ríos, lagunas, esteros, sabanas y morichales sirven de emplace para la convivencia de una vasta fauna sencilla de divisar. Asimismo, es la zona idónea para disfrutar de la gastronomía tradicional y conocer lo más acentuado de la cultura, valor musical y poético del país.

    Pasearse por sus imponentes playas:

    Encontrar entornos en los que satisfacer las ganas de divertirse bajo el sol tampoco será problema, sea que se apueste por el litoral de ensueño de la Isla de Margarita o por la belleza inigualable del archipiélago Los Roques.

    Mientras que la primera ofrece variedad de actividades acuáticas y una oferta de turismo de compras al ser Puerto Libre y reunir grandes centros comerciales, el segundo tiene como protagonista el atolón coralino en el que las aguas del Mar Caribe, bañan cerca de cincuenta islas y cientos de pequeños cayos creando playas paradisiacas.

    Te puede Interesar  Costa Dorada - Qué ver y qué hacer en tus próximas vacaciones

    Disfrutar del frío:

    Del calor de la playa, es tiempo de pasearse por la pequeña ciudad emplazada a unos 42 kilómetros de Caracas: La Colonia Tovar. Con un clima ameno y fresco, abre sus puestas al visitante desde su creación a finales del siglo XIX por inmigrantes alemanes, brindándoles un pintoresco entorno en el que sobresale su peculiar arquitectura en madera; ¿lo imperdible? visitar sus talleres artesanales y delatarse con la gastronomía alemana en cualquiera de sus restaurantes.

    Claro, que el verdadero encuentro con el frío en Venezuela aguarda es Mérida, estado andino enmarcado en solemnes paisajes de montañas; la visita obligada es al Parque Nacional Sierra Nevada, para alcanzar el Pico Espejo - situado a 4.765 m.s.n.m. – por medio del teleférico más alto del mundo.

    Recorrer sus Parques Nacionales:

    Venezuela cuenta con dos fastuosos Parques Nacionales, cada uno con características bastante distintas, pero igual de interesantes. Por un lado está el paisaje selvático que propone  el Parque Nacional Canaima, emplazado en plena frontera con Brasil y Guyana, alberga una de las joyas naturales más preciadas: el Salto Ángel,  Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO al ser la caída de agua más elevada del mundo.

    Por el otro, el Parque Nacional Morrocoy ofrece exuberantes manglares y ensenadas, en las que las aguas turquesas  del Caribe vayan playas de arena blanca, además de ecosistema cargado de biodiversidad e inigualables escenarios submarinos.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información