¿Qué lugares conocer en una visita a Colombia?

¿Qué lugares conocer en una visita a Colombia?

Al igual que otros países del sur de América, Colombia goza de un territorio bendecido por la naturaleza; su encanto natural, se funde con la riqueza cultural e histórica del país para darle forma a un destino turístico fascinante. Desde ciudades coloniales, hasta grandes urbes, esperan llenas de arquitectura, arte y tradiciones, además de una selecta gastronomía. ¿Planeando vista? a tomar nota de lo recomendable de ver y hacer en una tierra bendita.

¿Qué lugares conocer en una visita a Colombia?

Índice

    Los 5 imperdibles en territorio colombiano

    Colombina presume de contar con un amplio abanico de sitios de interés turísticos; sin embargo, existen algunos que resultan imprescindibles de visitar recalcando, que solo es posible conocer la esencia de la nación a través del contacto con su gente.

    Su capital:

    El punto de partida de la ruta perfecta para vacacionar en Colombia es en Bogotá, además de su capital, ¡la tierra del vallenato y la cumbia! Una vez en la ciudad, es indispensable descubrir los encantos más ocultos de su casco histórico, tomándose el tiempo necesario para recorrer el entramado de callejuelas que lo componen, haciendo parada obligada en el Capitolio, la Plaza Bolívar y la Catedral.

    El Museo de Botero y el Museo del Oro, son otro par de alternativas que no conviene perderse; sobre todo, a la Sala de Ofrendas de este último para descubrir el misticismo de las culturas precolombinas; acto seguido, el camino continua por el Jardín Botánico José Celestino Mutis, para una cita exclusiva con la naturaleza, terminando la tarde fotografiando la Iglesia de San Francisco en el Barrio Veracruz, por ser la construcción más antigua de la ciudad.

    El río más hermoso del  mundo:

    El Rio Caño Cristales es una de las joyas mejor guardada de la nación; localizado en la Sierra de la Macarena, es perfecto para dejarse maravillar con lo perfecto de la naturaleza admirando la majestuosidad de su lecho teñido de cinco colores.

    Desierto:

    Antes de pasar a la propuesta de la singular Cartagena con su aire tropical, la parada es en el desierto Tatacoa, extensión en la que domina la Zona Roja, ganando el mayor protagonismo. La forma idónea de exprimir la experiencias, es contratando un guía local, por ser el indicado para orientar respecto a las escalas oportunas para recuperar energía tomando un buen vaso de jugo de cactus mientras se admira el panorama.

    Playas con encanto natural:

    Ahora sí, ya en Cartagena de Indias, el entrenamiento bajo el sol está garantizado, no solo con lo animado de sus hermosas playas - en las que refrescarse con deliciosos batidos de frutas tropicales – sino también, paseándose entre callejuelas coliguales deteniéndose por un pasaboca, en alguna de sus umbrías arquerías.

    Arqueología y paisajes naturales:

    Emplazado a unos 1.730 metros sobre el nivel del mar, espera el Parque Arqueológico de San Agustín con la necrópolis más grande del mundo, atributo que le confiere el título de  Patrimonio de la Humanidad, además de vestigio de las culturas prehispánicas.

    En términos de paisaje santuarios naturales, no hay quien iguale la propuesta del Parque Nacional de Tayrona; sus más de cien hermosas playas son ideales para la práctica del snorkel y el buceo, adicional a la posibilidad de recorrer parajes de manglar, corales, bosques, praderas de algas y restos arqueológicos.

    1. rody cruz234566 dice:

      Todos los lugares son hermosos, claro si el ser humano lo cuida

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información