Chimeneas de Hadas | Actualidad Viajes

Índice

    Imagen | Pixabay

    La geología es antojadiza y más diversa de lo que semeja a primer aspecto. Un caso de esto son las chimeneas de hadas, asimismo conocidas como hoodoo, demoiselle coiffée o bien pirámides.

    Se trata de formaciones rocosas que se erigen tal y como si fuesen rascacielos de N. York. Torres de piedra talladas por el viento, la lluvia y el hielo, que pueden tener hasta cuarenta metros de altura y cuyas formas de fantasía recuerdan a otros mundos que realmente asimismo se pueden observar en el nuestro. Estos tipos de pilares de roca no se restringen a una sola área del planeta. Se pueden ver en diferentes lugares. ¡Te mostramos dónde!

    Capadocia (Turquía)

    Capadocia es uno de los lugares más singulares que hay en Turquía. Naturaleza y también historia se mezclan para brindar al visitante instantes imborrables. Uno de los secretos de esta zona son las chimeneas de hadas, que han dado sitio a ciertos de los paisajes naturales más preciosos del país.

    Cuenta la historia de leyenda que Capadocia estaba habitada por hadas y humanos. Se prohibieron las asociaciones mixtas en beneficio y continuidad de las dos especies, regla que no siempre y en todo momento se prosiguió. Conforme esta historia, un hada y un hombre una vez se enamoraron tanto que no pudieron abandonar a sus sentimientos. Entonces la reina de las hadas tomó una resolución drástica: transformó a las hadas enamoradas en palomas y los hombres les hurtaron la ocasión de verlas. No obstante, podrían continuar al cuidado de las aves.

    Al mirar las chimeneas de hadas en Turquía, tenga presente que se pueden localizar en lugares áridos y áridos como los desiertos. Por tal razón, hay ejemplos espectaculares de chimeneas de hadas en la zona de Capadocia, particularmente en Aktepe, al norte de Capadocia. No obstante, tampoco puedes perderte las zonas de Uçhisa o bien el Val del Palomar.

    Parque Nacional Bryce Canyon (E.U.)

    Imagen | Pixabay

    En el sudoeste del estado de Utah y cerca de la urbe de Kanab se halla el Parque Nacional Bryce Canyon, que semeja haber surgido de un reino de fantasía. Quizá en parte alguna del planeta la erosión natural sea más evidente que en esta una parte del oeste de los E.U..

    Te puede Interesar  Capitales de Asia | Actualidad Viajes

    El viento, el agua y el hielo desgastaron el corazón de la meseta de Paunsaugunt para descubrir un desierto de chimeneas de hadas o bien hoodoos. Los nativos americanos pensaban que las chimeneas de hadas eran seres ancestrales petrificados por los dioses.

    El resultado fue un bello anfiteatro, rodeado de barrancos y torres de piedra, que se puede explorar a caballo o bien a pie. Por la noche es recomendable mirar cara el cielo pues este es uno de los lugares más oscuros del planeta donde se pueden ver las estrellas con mayor claridad.

    España

    Imagen | Pixabay

    Hay múltiples chimeneas de hadas en el Val del Ebro, en concreto en un rincón llamado A Peña Sola de Collas en la región aragonesa de las 5 Villas. Sin salir de exactamente la misma comunidad autónoma, asimismo se pueden ver pilares de piedra en una esquina del Alto Gállego conocido como Señoritas de Arás, como en la región del Campo de Daroca en Biescas.

    Otros lugares de España que tienen chimeneas de hadas son el desierto de Bárdenas Reales en Castildenierra (Navarra).

    Francia

    Imagen | Pixabay

    Aunque parezca imposible, el sur de Francia aún tiene secretos por descubrir para los viajantes. En la zona de los Pirineos Orientales, donde se halla la urbe de Perpiñán, se halla Les Orgues d'Ille sur Têt, una pasmante capacitación rocosa que domina el monte Canigou, cincelada por el agua y el viento a lo largo de los siglos.

    El paisaje de Orgues d'Ille sur Têt tiene estructuras de piedra que semejan haber sido talladas por un escultor anónimo, como chimeneas de hadas. Se semeja a un anfiteatro con paredes cortadas en enormes columnas. El paisaje es árido y si bien las chimeneas de hadas semejan intrépidas desde hace unos años, la verdad es que son más débiles de lo que semejan pues el agua de lluvia y el viento las modulan poquito a poco y las convierten en algo nuevo.

    ¿Deseas reservar una guía?

    Artículos Recomendados

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información