Acapulco, destino obligado para quienes quieren disfrutar de playa, sol y arena

Acapulco, destino obligado para quienes quieren disfrutar de playa, sol y arena

Cuando se habla de actividades acuáticas son infinitos los destinos posibles, sin embargo, pocos ofrecen diversidad y diversión a un precio tan bajo como Acapulco. De manera que, a empacar el mejor traje de baño, bloqueador solar y ropa cómoda para enrumbarse a vacaciones inolvidables en territorio mexicano.

Acapulco, destino obligado para quienes quieren disfrutar de playa, sol y arena

Índice

    ¿Cómo sacarle el máximo partido a unas vacaciones en Acapulco?

    Acapulco es de esas ciudades capaces de complacer cualquier gusto, es por ello que indistintamente que se quiera aventura en el mar o disfrute en tierra firme,  la diversidad de alternativas se adapta a todo itinerario la clave está en encontrar las actividades que mejor se adapten a las necesidades y preferencias individuales.

    Para lograr el cometido, nada más conveniente que realizar un Tour por la ciudad que permita identificar y localizar los lugares de interés que ameriten un regreso más pausado; asimismo es recomendable solicitar ayuda a los locales, por fortuna, sus habitantes resolverán gustosos cualquier duda pues son bastante receptivos con el turista.

    Otro consejo clave para disfrutar de una estadía en Acapulco es centrar la atención en esos atractivos escondidos, alejándose un poco de los atractivos principales que suelen estar repletos de temporaditas, en  especial, si la vista coincide con la temporada alta.

    ¿Qué ver y hacer en Acapulco?

    Lo primero que se tiene que hacer al legar a la ciudad es dejarse maravillar con la diversidad que conforma su mundo submarino; ahora bien, si el buceo o la pesca no son el fuerte, nada equipara a la tranquilidad y belleza de sus playas para pasar una tarde relajante.

    Los ávidos de la aventura encontrarán su dosis de adrenalina en innumerables actividades acuáticas, mientras que para los deseosos de algo de cultura e historia, espera su casco central con interesantes opciones. No pueden quedar por fuera aquellos que disfrutan de la vida nocturna, de ahí que la ciudad dispone de una vasta y diversa gama de antros en la que la diversión está garantizada.

    Lo imperdible:

    • Quedar perplejo con el espectáculo que ofrecen los clavadistas en la quebrada: desde 1934, los más osados se lanzan al mar desde el acantilado de 45 metros de altura que hoy representa uno de los iconos de la ciudad a nivel mundial. Lo mejor es disfrutarlo en la tarde o al anochecer, pues lo hacen con antorchas en las manos.
    • Degustar sus bebidas típicas: la tuba y la petaquilla son apenas algunas de las bebidas tradicionales que conforman el abanico de alternativas para beber en Acapulco; la primera elaborada a base de coco, mientras que la segunda, es una fermentación de mezcal.
    • Disfrutar de su gastronomía: la comida tampoco se hace de rogar en la ciudad mexicana, donde el protagonismo se lo lleva el pescado, estrella oficial de numerosas recetas; como recomendación, sería un error poderse el ceviche y el pozole guerréense verde o blanco, caldo elaborado con granos de maíz que se acompaña con un deshebre de carne cerdo o pollo; aunque el pescado a la talla salpimentado con especies y mucho chile no se queda atrás.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información