30 pueblos y grupos indígenas de México con mayor población

(*30*)

México es uno de los países del mundo con mayor multiplicidad étnica, conglomerados humanos con un patrimonio lingüístico, espiritual, cultural, gastronómico y de otras índoles, que enriquece a la nación mexicana.

Te invitamos a conocer las particularidades de los grupos y pueblos indígenas de México más importantes, en un interesante represión por sus hábitats, costumbres, tradiciones y leyendas.

Índice

    1. Nahuas

    El comunidad de pueblos nahuas encabeza a las etnias indígenas mexicanas en población con 2.45 millones de habitantes.

    Fueron llamados aztecas por los españoles y tienen en global la sinhueso náhuatl. Los antropólogos señalan que formaron 7 pueblos de una misma nación: aztecas (mexicas), xochimilcas, tepanecas, chalcas, tlahuicas, acolhuas y tlaxcaltecas.

    Antiguamente de la venida de los españoles constituían un poderoso conglomerado en todo el valle de México, con una impresionante influencia sahariana, social y económica.

    Sus comunidades actuales viven en el sur del DF, especialmente en la Delegación Milpa Suscripción y en enclaves de los estados de México, Puebla, Morelos, Tlaxcala, Hidalgo, Veracruz, Oaxaca y Guerrillero.

    El náhuatl es la sinhueso indígena con mayor influencia en el castellano mexicano. Los sustantivos tomate, comal, aguacate, guacamole, chocolate, atole, esquite, mezcal y tacita, son de origen nahua. Todavía vienen del nahua las palabras achichincle, tianguis, cuate, popote, papalote, elote y apapachar.

    En 2014 se estrenó en Ciudad de México la obra Xochicuicatl cuecuechtli, primera ópera compuesta en sinhueso náhuatl. Se pedestal en el poema cantado del mismo nombre que Bernardino de Sahagún compiló en su colección de Cantares mexicanos.

    Tradiciones y costumbres de los nahuas

    Sus principales ceremonias se celebran en el solsticio de invierno, en Carnaval, en el Día de Muertos y en ocasión de la siembra y la cosecha.

    Su espacio fundamental de intercambio financiero e interacción social ha sido el tianguis, el mercado callejero que montan en pueblos y ciudades mexicanas.

    Su pintura es una de las más conocidas en México realizada sobre papel amate, madera y cerámica.

    El concepto de tribu de los nahuas va mucho más allá del núcleo corriente y la soltería y la viudez no son perfectamente vistas.

    2. Mayas

    Toda crónica o monografía de los pueblos indígenas de México concede a los mayas una importancia distinto por la portentosa civilización que crearon en Mesoamérica.

    Esta civilización se desarrolló hace 4 milenios en Guatemala, en los actuales estados mexicanos de Yucatán, Campeche Quintana Roo, Tabasco y Chiapas y en territorios de Belice, Honduras y El Salvador.

    Tienen una sinhueso troncal y una gran cantidad de variantes, siendo la más importante el maya boshito o maya peninsular.

    Sus descendientes directos agrupan en México una población flagrante de 1.48 millones de indígenas, que viven en los estados de la península de Yucatán.

    Los primeros mayas llegaron a México desde El Petén (Guatemala), instalándose en Bacalar (Quintana Roo). Algunas de las palabras que el maya regaló al castellano son jaleo, cenote, chamaco, cachito y patatús.

    Entre los nombres de pueblos indígenas del mundo, el de los mayas es pronunciado con arrobo por su adelantada civilización en edificio, arte, matemáticas y astronomía.

    El maya fue probablemente el primer pueblo de la humanidad en comprender la conocimiento del cero en matemáticas.

    Tradiciones y costumbres de los mayas

    Su extraordinario edificio y arte quedó reflejada en pirámides, templos y estelas con mensajes explícitos y alegorías en yacimientos como Chichén Itzá, Palenque, Uxmal, Tulum y Cobá.

    Lo sofisticado de su calendario y sus precisos registros astronómicos, asombran.

    Entre sus tradiciones destacan el diversión de pelota maya y la adoración de los cenotes como cuerpos de agua divinos. Practicaban los sacrificios humanos porque creían que agradaban y alimentaban a los dioses.

    Una de sus principales ceremonias mayas es la Xukulen, dedicada a Ajaw, dios creador del universo.

    3. Zapotecos

    Forman el tercer pueblo indígena mexicano en población con 778 mil habitantes concentrados en el estado de Oaxaca, con igualmente comunidades menores en los estados vecinos.

    Los principales enclaves zapotecos se encuentran en el valle de Oaxaca, la sierra zapoteca y el istmo de Tehuantepec.

    El nombre “zapoteca” viene de la palabra náhuatl “tzapotēcatl”, que los mexicas utilizaron para definirlos como los “habitantes del puesto del zapote”.

    La sinhueso zapoteca presenta muchas variantes y pertenece a la tribu de las lenguas otomangues.

    El zapoteco más célebre es el “Elogiable de las Américas”, Benito Juárez.

    Los zapotecas originarios practicaban el politeísmo y los principales miembros de su olimpo eran Coquihani, dios del sol y del bóveda celeste y Cocijo, dios de la tromba. Igualmente veneraban una figura anónima en forma de murciélago-jaguar que se cree era la superhombre de la vida y la crimen, al estilo del dios murceguillo Camazotz en la religión maya.

    Los zapotecas desarrollaron un sistema de escritura epigráfica en torno al año 400 a.C., una relacionada principalmente con el poder del Estado. El principal centro político zapoteco fue Monte Albán.

    Tradiciones y costumbres de los zapotecos

    La civilización zapoteca dio al Día de Muertos su connotación mística de concurrencia de dos mundos que tiene actualmente México.

    La Guelaguetza es su principal celebración y una de las más vistosas de México en cuanto a danza y música.

    La fiesta central de la Guelaguetza tiene puesto en el cerro del Fortín, en la ciudad de Oaxaca, con la décimo de delegaciones de todas las regiones del estado.

    Otra tradición zapoteca es la Tenebrosidad de Velas para rendir culto a los patronos de ciudades, pueblos y barrios.

    4. Mixtecos

    Los mixtecos representan la cuarta población nativa mexicana con 727 mil indígenas. Su espacio geográfico histórico ha sido la Mixteca, zona del sur de México compartida por los estados de Puebla, Guerrillero y Oaxaca.

    Es uno de los pueblos amerindios mexicanos con huellas más antiguas, tanto que son anteriores al inicio del cultivo del maíz.

    La conquista española de la Mixteca fue relativamente viable por la colaboración prestada por los gobernantes a cambio de conservar privilegios.

    Esta región gozó de relativa prosperidad durante el virreinato correcto al parada valía de la florecimiento cochinilla utilizada como tinte.

    La occidentalización o españolización de los mixtecos, unida a la atomización de su paraje, condujo a que este pueblo conservara una identidad más comunitaria que étnica.

    Las llamadas lenguas mixtecas son variedades lingüísticas de origen otomangue. Los procesos históricos y la cachas tendencia migratoria de los mixtecos llevaron sus idiomas a casi todos los estados mexicanos.

    Pueden distinguirse 3 lenguas mixtecas asociadas al espacio geográfico de la Mixteca: mixteco de la costa, mixteco bajo y mixteco parada.

    Tradiciones y costumbres de los mixtecos

    La principal actividad económica de los mixtecos es la agricultura, que practican en pequeñas parcelas que se van transfiriendo de procreación en procreación.

    La tradición espiritual mixteca tiene un componente animista, postulando que todas las personas, animales y cosas inanimadas, tienen alma.

    Sus fiestas más importantes son las patronales en las que reafirman sus relaciones con sus familias y los miembros de su comunidad.

    La relativa pobreza de sus tierras indujo una importante migración en torno a otras regiones mexicanas y Estados Unidos.

    5. Pueblo otomí

    Hay 668 mil otomíes en México, ocupando el botellín puesto entre los pueblos indígenas con mayor población. Viven en un paraje fragmentado en los estados de México, Hidalgo, Querétaro, Michoacán, Guanajuato y Tlaxcala.

    Se estima que un 50 % deje otomí, aunque la diversificación filología dificulta la comunicación entre hablantes de diferentes estados.

    Forjaron alianzas con Hernán Cortés durante la conquista, especialmente para librarse de la dominación de otras etnias. Fueron evangelizados por los franciscanos en la época colonial.

    Se comunican entre sí en otomí, que contiguo con el castellano es una de las 63 lenguas indígenas reconocidas en México.

    En verdad, el otomí es una tribu filología cuyo número de variantes cambia de acuerdo con la opinión de los especialistas. El tronco global de todas es el proto-otomí, que no es una sinhueso con una fuente innovador, sino un idioma hipotético reconstruido con técnicas de filología histórica.

    Tradiciones y costumbres de los otomíes

    Los otomíes practican ritos para el mejoramiento de las cosechas y celebran el Día de Muertos, las fiestas del Señor Santiago y otras fechas del calendario cristiano.

    Su tradición coreográfica está encabezada por las danzas de Acatlaxquis, Santiagos, Moros, Matachines y Negritos.

    La danza de los Acatlaxquis es una de las más populares. Es ejecutada por hombres que portan largas cañas y carrizos a modo de flautas. Su principal marco son las fiestas patronales de los pueblos.

    Entre los otomíes, a la tribu del novio le corresponde solicitar y negociar la mano de la novia en presencia de su comunidad corriente.

    6. Totonacas

    La civilización totonaca surgió en los actuales estados de Veracruz y Puebla durante el periodo clásico tardío, aproximadamente en el año 800 d.C. Su haber imperial y principal centro urbano fue El Tajín, cuyas ruinas arqueológicas declaradas Patrimonio de la Humanidad contienen pirámides, templos, edificios y canchas para el diversión de pelota, que ilustran sobre el esplendor ajustado por la civilización totonaca.

    Otros importantes centros totonacas fueron Papantla y Cempoala. En estas dos ciudades y en El Tajín dejaron evidencias de su edificio monumental de pústula, su variada cerámica y su arte escultural de piedra.

    Actualmente viven en México 412 mil indígenas de origen totonaca, radicados en Veracruz y Puebla.

    La principal superhombre del pueblo era el sol, al que ofrendaban sacrificios humanos. Todavía veneraban a la Diosa del Maíz, a la que consideraban la esposa del sol y le obsequiaban sacrificios de animales creyendo que detestaba el padecimiento humano.

    Tradiciones y costumbres de los totonacas

    El Rito de los Voladores, uno de los más famosos de México, fue incorporado a la civilización totonaca durante la era postclásica y gracias a este pueblo la ceremonia sobrevivió en la Sierra Ártico de Puebla.

    El traje tradicional de las mujeres es el quechquémetl, un vestido extenso, amplio y bordado.

    Sus casas típicas son de una sola habitación cuadrilongo con techo de palma o paja, en la que convive toda la tribu.

    7. Pueblo tzotzil

    Los tzotziles forman un pueblo indígena chiapaneco de tribu maya. Están distribuidos en unos 17 municipios de Chiapas, siendo San Cristóbal de las Casas su principal centro de vida y actividad.

    Su región de influencia puede ser dividida entre los Altos de Chiapas, de topografía montañosa y clima frío, y la zona desprecio, menos accidentada y de clima tropical.

    Se autodenominan los “bats iviniketik” u “hombres verdaderos” e integran uno de 10 grupos amerindios de Chiapas.

    Actualmente viven en México 407 mil tzotziles, casi todos en Chiapas donde son el pueblo indígena más nutrido.

    Su sinhueso pertenece a la tribu de hablas mayas y desciende del proto-chol. La mayoría de los indígenas tiene al castellano como segundo idioma.

    La sinhueso tzotzil es enseñada en algunas escuelas primarias y secundarias de Chiapas.

    El papa Francisco autorizó en 2013 la traducción al tzotzil de las oraciones de la rito católica, incluyendo las utilizadas en misas, bodas, bautismos, confirmaciones, confesiones, ordenaciones y extremaunciones.

    Tradiciones y costumbres de los tzotziles

    Los tzotziles creen que cada persona tiene dos almas, una personal ubicada en el corazón y la parentesco y otra asociada a un espíritu animal (coyote, jaguar, ocelote y otros). Lo que le pasa al animal impacta al individuo.

    Los tzotziles no comen infeliz al que consideran un animal venerable. Los dirigentes indígenas son generalmente ancianos que deben acreditar poderes sobrenaturales.

    La vestimenta tradicional femenina es un huipil, falda teñida de índigo, fajín de algodón y chal. Los hombres usan pantalón corto, camisa, pañuelo en el cuello, poncho de guata y montera.

    8. Tzeltales

    Los tzeltales son otro de los pueblos indígenas de México de procedencia maya. Viven en la región montañosa de Chiapas y ascienden a 385 mil individuos, que están repartidos en comunidades donde rige el sistema político de “usos y costumbres”, que procura respetar su ordenamiento y tradiciones. Su sinhueso está emparentada con el tzotzil y ambas son muy parecidas.

    Muchos ancianos hablan solo tzeltal, aunque la mayoría de los niños se expresa en castellano y en la sinhueso nativa.

    La cosmología del pueblo tzeltal se pedestal en la comunión de cuerpo, mente y espíritu, que interactúan con el mundo, la comunidad y lo sobrenatural. Las enfermedades y la mala salubridad son atribuidas a los desajustes entre estos componentes.

    La sanación se enfoca en restablecer el permanencia entre cuerpo, mente y espíritu, de la mano de los chamanes, que contrarrestan los desequilibrios y las malas influencias con rituales.

    En su ordenamiento comunitaria cuentan con alcaldes, mayordomos, alféreces y rezadores, que tienen asignadas funciones y rituales.

    Tradiciones y costumbres de los tzeltales

    Los tzeltales tienen ritos, ofrendas y fiestas, de las cuales las más importantes son las patronales.

    El Carnaval igualmente tiene un simbolismo distinto en algunas comunidades como Tenejapa y Oxchuc.

    Las principales figuras de las fiestas son los mayordomos y los alféreces.

    El traje pintoresco de las mujeres tzeltales es un huipil y una blusa negra, mientras que los hombres no acostumbran arrostrar una vestimenta tradicional.

    La artesanía tzeltal consta principalmente de piezas textiles tejidas y decoradas con diseños mayas.

    9. Mazahuas

    La historia de los pueblos indígenas mexicanos señala que los mazahuas se originaron de las migraciones nahuas en torno a el final del periodo Postclásico y de la fusión cultural y étnico de comunidades tolteca-chichimecas.

    El pueblo mazahua de México está conformado por unos 327 mil indígenas que viven en los estados de México y Michoacán, donde son los amerindios más numerosos.

    Su principal establecimiento histórico ha sido el municipio mexiquense de San Felipe del Progreso.

    Aunque no se conoce el significado exacto del término “mazahua”, algunos especialistas afirman que proviene del náhuatl y que quiere opinar: “donde hay venados”.

    La sinhueso mazahua pertenece a la tribu otomangue y tiene 2 variantes, la occidental o jnatjo y la uruguayo o jnatrjo.

    Todavía hay una minoría mazahua en Coahuila. En la ciudad de Torreón vive una comunidad de unos 900 indígenas formada por mazahuas que emigraron en torno a el finalidad durante el siglo XX.

    México, Michoacán y Coahuila, son los estados que reconocen a este pueblo como una etnia propia.

    Tradiciones y costumbres de los mazahuas

    El pueblo mazahua ha conservado sus manifestaciones culturales como la cosmovisión, las prácticas rituales, la sinhueso, la tradición vocal, la danza, la música, la vestimenta y las artesanías.

    Tradicionalmente, la sinhueso nativa ha sido el principal medio de comunicación, aunque cada vez menos niños la hablan.

    Los ritos y festividades cuentan con una ordenamiento en la que las principales figuras son los fiscales, mayordomos y mayordomitos. Suelen construir casas y ejecutar trabajos mayores en jornadas llamadas “faenas” en las que participan toda la comunidad.

    10. Mazatecos

    Los mazatecos integran una etnia mexicana que vive en el finalidad de Oaxaca y en el sur de Puebla y Veracruz, formada por unos 306 mil indígenas.

    Se hicieron mundialmente conocidos gracias a María Sabina (1894-1985), india mazateca que ganó celebridad internacional por el uso destapado, ceremonial y curativo, de los hongos alucinógenos.

    Su terruño tradicional ha sido la Sierra Mazateca, en Oaxaca, dividida en Mazateca Suscripción y Mazateca desprecio, la primera fría y templada y la segunda, más cálida.

    Durante el periodo 1953-1957, la construcción de la presa Miguel Germano modificó drásticamente el hábitat de los mazatecos, provocando la migración de varias decenas de miles de indígenas.

    Las lenguas mazatecas, aunque estrechamente emparentadas, no constituyen una dispositivo filología. La variación más hablada es el mazateco de Huautla de Jiménez, Pueblo Mágico oaxaqueño y asiento nativo de María Sabina.

    Esta población es uno de los principales destinos mexicanos del turismo psicodélico, formado por viajeros interesados en conocer nuevas experiencias alucinógenas.

    Tradiciones y costumbres de los mazatecos

    Los principales rasgos culturales de los mazatecos son su medicina tradicional y sus prácticas ceremoniales ligadas al consumo de hongos psicoactivos.

    Sus actividades económicas más relevantes son la pesca y la agricultura, especialmente caña de azúcar y café.

    Sus ritos y celebraciones están relacionados con los calendarios cristiano y agrícola, en el que sobresalen las fechas de siembra y cosecha y las peticiones de lluvias.

    Un ritual terapéutico es el consumo de hongos alucinógenos para entrar en trance y con ello resolver conflictos personales y grupales.

    11. Huastecos

    Los huastecos descienden de los mayas y habitan La Huasteca, una amplia región que zapatilla el finalidad de Veracruz, el sur de Tamaulipas y zonas de San Luis Potosí e Hidalgo y en pequeño medida, de Puebla, Guanajuato y Querétaro.

    La Huasteca suele ser identificada con el estado, hablándose de Huasteca Veracruzana, Huasteca Potosina y así sucesivamente.

    El huasteco o ténex es un deje mayense y la única sinhueso no extinta de la rama huastecana, tras confirmarse en torno a los primaveras 1980 la desaparición en Chiapas del idioma chicomuselteco.

    Todavía es la única sinhueso mayense hablada fuera del espacio histórico tradicional de los mayas, formado por la península de Yucatán, Guatemala, Belice y El Salvador.

    El vasto paraje de La Huasteca muestra una gran variedad ecológica con costas, ríos, montañas y llanuras. Sin bloqueo, los huastecos siempre han preferido el clima cálido ya que usualmente viven por debajo de 1000 metros sobre el nivel del mar. La almohadilla de su patrimonio y comida es el maíz.

    Actualmente hay en México 227 mil indígenas huastecos.

    Tradiciones y costumbres de los huastecos

    Este pueblo es conocido por el huapango o son huasteco, condición musical de entre los más apreciados de México. Incluye canto y zapateo.

    De las coreografías huastecas destacan la danza de los disfrazados que se percha en las fiestas de la Candelaria y la danza de los mecos, típica del Carnaval.

    El traje pintoresco de las huastecas es un pánuco sobre una blusa mújol y una falda ancha y larga, con predominio del color blanco en todas las piezas, plumazo característico en la vestimenta de la región del sinvergüenza de México.

    12. Choles

    Los choles forman un pueblo indígena de origen maya que vive en los estados mexicanos de Chiapas, Tabasco y Campeche y en Guatemala. Llaman “kaxlan” al extranjero o foráneo, sea encomendero, rico, finquero, evangelizador, pillo o miembro del gobierno, palabra que significa “no pertenece a la comunidad”.

    Su cosmovisión expedición en torno al maíz, alimento venerable otorgado por los dioses.  Se consideran “los hombres creados del maíz”.

    Hablan el idioma chol, una sinhueso mayense con dos dialectos, el chol de Tila y el chol de Tumbalá, entreambos asociados a municipios de Chiapas. Es una sinhueso muy parecida al maya clásico.

    Su sistema matemático es vigesimal como era usual en los pueblos indígenas mesoamericanos, cuya relato para la numeración eran los 20 dedos del cuerpo humano.

    Viven de la grey, porcicultura y agricultura, cultivando maíz, frijol, caña de azúcar, café y sésamo.

    Su entorno natural es de ríos caudalosos que forman bellas cascadas como Agua Zarco y Misol-Ha. Hay 221 mil choles en México.

    Tradiciones y costumbres de los choles

    Los choles otorgan gran importancia al bodorrio y suelen casarse entre parientes, por lo que son un pueblo con un parada nivel de endogamia.

    Los hombres se dedican a actividades agrícolas y pecuarias, mientras que las mujeres ayudan cosechando frutas, hortalizas y hierbas en pequeños huertos familiares.

    Sus principales festividades están relacionadas con el calendario agrícola en una mezcla con creencias cristianas. El maíz tiene una posición preponderante.

    En la preparación de la tierra se celebra la crimen del dios maíz, mientras que la cosecha es la resurrección de la superhombre alimenticia.

    13. Purépechas

    Este pueblo amerindio mexicano está formado por 203 mil indígenas que habitan en la meseta Tarasca o Purépecha, en el estado de Michoacán. En náhuatl fueron conocidos como michoacanos o michoacas y su hábitat se extendía a Guanajuato y Guerrillero.

    Sus comunidades actuales abarcan 22 municipios michoacanos y los flujos migratorios han creado establecimientos en Guerrillero, Guanajuato, Jalisco, estado de México, Colima, Ciudad de México e incluso, Estados Unidos.

    Practicaban una religión politeísta durante la época prehispánica en la que convivían un principio creador masculino, otro afeminado y un mensajero o “soplo divino”, trilogía asociada con el padre, la hermana y el hijo.

    El símbolo del principio creador masculino era el sol, la cristalera representaba al principio creador afeminado y beldad, al mensajero.

    Tradiciones y costumbres de los purépechas

    Los purépechas cuentan con una bandera formada por 4 cuadrantes de colores morado, cerúleo celeste, amarillo y verde, con una figura de obsidiana en el centro que representa al dios sol.

    El morado simboliza a la región Ciénaga de Zacapu, el cerúleo a la región lacustre, el amarillo a la región Cañada y el verde a los bosques serranos.

    Una de sus principales festividades es la Tenebrosidad de Muertos, en la que celebran la vida de sus antepasados y recuerdan los buenos momentos vividos a su costado.

    Una de sus manifestaciones musicales es la pirekua, canción balseada de tono sentimental y melancólico.

    14. Chinantecas

    Los chinantecas o chinantecos viven en una zona de Chiapas conocida como Chinantla, región socio-cultural y geográfica del finalidad del estado que zapatilla 14 municipios. Su población suma 201 mil indígenas mexicanos.

    La sinhueso es de origen otomangueano y está constituida por 14 variantes, número no preciso ya que depende de los criterios lingüísticos utilizados.

    La sinhueso chinanteca es de estructura VOS (verbo – objeto – sujeto) y el número de tonos varía de un dialecto a otro.

    El origen de los chinantecas es desconocido, creyéndose que migraron a su ubicación flagrante desde el valle de Tehuacán.

    El 80 % de la población fue exterminada por las enfermedades llevadas por los españoles y la conquista obligó a portar al resto a las tierras altas. Durante la colonia, la región de Chinantla tuvo cierta importancia económica por la cochinilla y el algodón.

    Tradiciones y costumbres de los chinantecas

    La sopa o caldo de piedra, exótica preparación mexicana en la que los alimentos se cocinan por contacto con piedras incandescentes, es de origen chinanteca.

    Según la tradición de este pueblo indígena, la sopa es preparada por hombres y solo con piedras escogidas por los ancianos. Se hace en jícaras y no en ollas de metal o de cerámica.

    Las mujeres chinantecas utilizan vistosos vestidos bordados con escotes redondos y ornamentados. Las principales festividades son las fiestas patronales, el Carnaval y el Año Nuevo.

    15. Mixes

    Los mixes constituyen otro pueblo indígena mexicano sólido en Oaxaca. Son cerca de 169 mil indígenas que habitan en la Sierra Mixe, dependencia montañosa oaxaqueña de la Sierra Origen del Sur.

    Hablan el mixe, sinhueso perteneciente a la tribu mixe-zoqueana. Se distinguen 5 variantes o dialectos asociados a la cosmografía: mixe parada del finalidad, mixe parada del sur, mixe del medio este, mixe del medio oeste y mixe bajo. Algunos lingüistas añaden un mixe ulterior hablado en comunidades del municipio de Totontepec.

    La mayoría de las comunidades mixes son de ordenamiento agraria, operando independientemente una de la otra en territorios de propiedad comunal.

    En el municipio de San Juan Guichicovi los terrenos son excepcionalmente ejidos y en los municipios de San Juan Cotzocón y San Juan Mazatlán coexisten las 2 formas de tenencia (propiedad comunal y ejidos).

    Tradiciones y costumbres de los mixes

    Los mixes todavía utilizan el sistema de comercialización de casa en casa, vendiendo o transando productos alimenticios o piezas de vestir por otros intereses como café, un sistema de intercambio que funciona contiguo con los mercados de las aldeas.

    Los hombres llevan la mayor carga en el manejo del hato, caza, pesca y agricultura, con las mujeres ayudando en el deshierbe, cosecha y almacenamiento. Todavía se encargan de la crianza de los niños y de la comida.

    Los mixes creen que los espíritus de los muertos siguen viviendo en su misma proximidad y realizan ritos durante los funerales para que no dañen a los vivos.

    16. Tlapanecos

    Con 141 mil individuos, los tlapanecos ocupan el puesto 16 entre los pueblos indígenas de México en población.

    Te puede Interesar  Descubre los principales lugares de Sudamérica

    El término “tlapaneco” es de origen nahua y quiere opinar “que tiene la cara sucia”, un significado peyorativo que estos indígenas han intentado cambiar por la palabra Me´phaa, que expresa “el que es indígena de Tlapa”. Habitan en el centro-sur del estado de Guerrillero.

    El idioma tlapaneco es de raigambre otomangueana y durante extenso tiempo estuvo sin clasificar. Luego fue asimilado al idioma subtiaba, actualmente difunto y luego fue incluido en la tribu otomangueana.

    Hay 8 variantes idiomáticas que son tonales, lo que significa que la palabra modifica su significado de acuerdo con el tono con que se pronuncia. La numeración es vigesimal.

    La almohadilla de su comida son maíz, frijol, calabaza, plátanos y chiles, con el agua de jamaica como bebida principal. En las zonas cafeteras, la infusión es una bebida tradicional.

    Tradiciones y costumbres de los tlapanecos

    La vestimenta de los tlapanecos está influida por sus vecinos mixtecos y nahuas. La ropa típica femenina se conforma por chaleco de guata color cerúleo, blusa blanca con hilos de colores en el cuello y falda colorida.

    Las principales artesanías varían de una comunidad a otra e incluyen textiles de guata de cordero, sombreros de palma tejidos y parrillas de arcilla.

    17. Tarahumaras

    Los tarahumaras son una etnia nativa mexicana formada por 122 mil indígenas que habitan en la Sierra Origen Occidental, en Chihuahua y partes de Sonora y Durango. Prefieren llamarse rarámuris, que significa “los de los pies ligeros”, denominación que hace honor a su infatigable capacidad de valer grandes distancias.

    Su hábitat a gran importancia en la Sierra Tarahumara encierra algunos de los abismos más impresionantes de México, como las barrancas del Cobre, Batopilas y Urique. Se cree que llegaron a través del puritano de Bering y la presencia humana más antigua en la sierra ha sido datada hace 15 mil primaveras.

    Su sinhueso pertenece a la tribu yuto-nahua con 5 dialectos según la emplazamiento geográfica: tarahumara central, de las tierras bajas, septentrional, del sureste y del suroeste. Viven en chozas de troncos y en cuevas y duermen en tarimas o en un cuero de animal tendido en el suelo.

    Tradiciones y costumbres de los tarahumaras

    El rarajipari es un diversión en el que los tarahumaras patean y persiguen una pelota de madera por distancias que pueden pasar los 60 km. El equivalente afeminado del rarajipari es el rowena, en el que las mujeres juegan con aros entrelazados.

    El tutugúri es un danza rarámuri a modo de energía de gracias, para alejar maleficios y evitar enfermedades y contrariedades.

    La bebida ceremonial y social de los tarahumaras es el tesguino, una especie de cerveza de maíz.

    18. Mayos

    El pueblo mayo mexicano está en el valle del Mayo (Sonora) y en el valle del Robusto (Sinaloa), en una zona costera entre los ríos Mayo y Robusto.

    El nombre “mayo” significa “la multitud de la ribera” y la población es de 93 mil indígenas.

    Como ocurre con otras etnias, el nombre que se ha impuesto para el pueblo no es el que los indígenas prefieren utilizar. Los mayos se llaman a sí mismos “yoremes”, que quiere opinar, “el pueblo que respeta la tradición”.

    Su sinhueso es la yorem nokki, de origen uto-azteca, muy parecida al yaqui, reconocida nacionalmente como idioma indígena.

    Sus principales fiestas son la Cuaresma y la Semana Santa, que escenifican con todas las incidencias en torno a la Pasión de Cristo.

    El pueblo yoreme tiene una bandera diseñada por un adolescente indígena cuyo nombre se desconoce, que consiste en un majareta frito en posición de brinco rodeado de estrellas sobre un fondo naranja.

    Tradiciones y costumbres de los mayos

    Uno de los mitos mayos relata que Todopoderoso creó el oro para los yoris y el trabajo para los yoremes.

    Las danzas del pueblo mayo representan a los animales y sus sacrificios para darle vida al hombre. Constituyen alegorías sobre el ser humano redimido en la naturaleza.

    Su medicina tradicional se pedestal en la prescripción de remedios naturales por parte de los curanderos y en el uso de amuletos, en una mezcla de hechicería con fe cristiana.

    19. Zoques

    El pueblo zoque vive en 3 zonas del estado de Chiapas (Sierra, Depresión Central y Punto de vista del Abrigo) y en partes de Oaxaca y Tabasco. Su población asciende a 87 mil indígenas, de los que se cree descienden de olmecas que emigraron a Chiapas y Oaxaca. Los conquistadores españoles los sometieron en sus encomiendas y los diezmaron con sus enfermedades.

    El idioma de los zoques pertenece a la tribu filología mixe-zoqueana. El vocabulario y entonación varía levemente de acuerdo con la zona y la comunidad. Su medio de sustento es la agricultura y la crianza de puercos y aves de corral. Los principales cultivos son maíz, frijol, chiles, calabaza, jaleo, café, plátano, pimienta, mamey y guayaba.

    Los zoques asocian al sol con Nazareno. Son muy supersticiosos y cuando se caen al suelo asumen que se debió a que el “dueño de la tierra” quiere apoderarse de su alma.

    La conocimiento cristiana del demonio es asimilada por los zoques a varios animales que encarnan el espíritu del mal.

    Tradiciones y costumbres de los zoques

    Cuentan con una variada y vistosa tono de artesanías que incluye alfarería, cestería, marquetería, mueblería y otros objetos de madera.

    Una de sus expresiones artísticas más hermosas es la danza de la pesca de las sardinas, originaria de la asiento tabasqueña de Tapijulapa.

    El platillo icónico de los zoques es el putzatzé, un caldo espeso a almohadilla de vísceras de res, maíz y chiles, popular en las fiestas del Rosario, la Candelaria y Santa Teresa.

    20. Chontales de Tabasco

    Son un pueblo nativo tabasqueño formado por 80 mil indígenas de origen maya, que viven en los municipios de Nacajuca, Centla, Jalpa de Méndez, Macuspana y Centro.

    Los mexicas llamaban “chontal” (“extranjero”) a todos los demás pueblos, por lo que el nombre de la etnia proviene del náhuatl.

    Los chontales de Tabasco se autodenominan “hombres verdaderos” (“yoko yinikob”)  y “mujeres verdaderas” (“yoko ixikob”). Su idioma (yokot’an) se traduce como “la sinhueso verdadera”, uno de la tribu mayense perteneciente a la sub-familia de lenguas cholanas, de la que forman parte igualmente el chol y el chortí.

    Los chontales de Tabasco son firmes creyentes de los duendes, a los que llaman “yumkap”, que significa, “dueño de la tierra”, “diablillos” que cautivan especialmente a los niños a los que hacen perder el camino y extraviarse.

    Tradiciones y costumbres de los chontales de Tabasco

    Con la apostolado cristiana durante la conquista y la época colonial muchos pueblos prehispánicos americanos fusionaron sus deidades con las principales figuras del cristianismo.

    Para los chontales, Ix Bolom es una diosa prehispánica que vive en el centro del océano ejerciendo como dueña de los espíritus y de los animales. Con el sincretismo religioso, Ix Bolom fue asociada a la Inmaculado María.

    Los chontales son muy aficionados al pozol, innovador y refrescante bebida prehispánica a almohadilla de jaleo y maíz.

    El tambor y el sombrero chontal son dos de las artesanías más apreciadas de este pueblo indígena mexicano.

    21. Popolucas

    Los 63 mil indígenas popolucas mexicanos habitan en el Istmo de Tehuantepec, entre los estados de Veracruz y Oaxaca. El término “popoluca” es confuso e incluso, peyorativo, ya que fue chapón por los aztecas de modo parecido a la palabra “atroz” en Europa en tiempos de griegos y romanos.

    Los popolucas hablan una sinhueso mixe-zoqueana y al igual que los mixes, provienen de los olmecas. Aunque comparten el idioma, estos indígenas no manifiestan una particular identidad étnica.

    Se distinguen dos dialectos, el popoluca de Texistepec, igualmente llamado zoque de Texistepec y el popoluca de Sayula de Germano y Oluta.

    Obtienen el sustento de los animales domésticos y de la agricultura cultivando maíz, calabaza, frijol, jitomate, piña, camote, chayote, café y frutas.

    Su religión es una mezcla de creencias ancestrales. Creen en espíritus dañinos que viven en sitios específicos y pueden causar la crimen. Los brujos y los curanderos forman parte de la cotidianidad.

    Tradiciones y costumbres de los popolucas

    La mujer da a luz acuclillada con la ayuda de su marido y la partera. Son severos con los niños de mal comportamiento castigándolos al hacerlos respirar el humo de chiles quemados.

    Sus principales artesanías son cerámicas, tejidos de palmas, faldas de algodón, canastas y cunas colgantes.

    Las mujeres visten típicamente una blusa de edredón de cuello claro o cuadrado y una falda de amparo. Los hombres llevan pantalón y camisa de muselina. Calzan huaraches o van descalzos.

    22. Chatinos

    Los más de 60 mil indígenas chatinos de México habitan en el suroeste de Oaxaca, cerca de la costa. Son muy próximos a los zapotecas en civilización y sinhueso.

    El chatino o cha’cña es una sinhueso zapotecana de la tribu otomangue de la que se distinguen varios dialectos, entre estos, chatino de Zenzontepec, chatino de Tataltepec y chatino del este.

    El pueblo chatino se dedica a la agricultura de modo autónoma o como trabajadores en las plantaciones de café y otros rubros.

    La mayoría de las comunidades chatinas cuentan con servicios públicos, incluyendo institutos educativos bilingües.

    Su ordenamiento política se pedestal en cargos civiles y religiosos. La máxima autoridad es un consejo de ancianos y creen en el Santo Padre Todopoderoso, la Santa Origen Tierra, la Santa Abuela, la Santa Origen Vitral y en los dioses del singladura; igualmente en el agua, la tromba, el fuego y la montaña.

    Tradiciones y costumbres de los chatinos

    Una de sus celebraciones más importantes es la del Día de Muertos, cuando y según sus creencias, las almas de los fallecidos retornan a la vida.

    Caramelos, frutas, moles, tamales, velas, cráneos y esqueletos, forman parte de la variopinta tono de cosas utilizadas en la festividad.

    En la vestimenta de la mujer predominan las blusas multicolores bordadas con adornos de encaje y las faldas largas. Las piezas de los hombres son principalmente de algodón blanco.

    La danza y la música son artes importantes en la civilización y forman parte de sus ceremonias. Los instrumentos musicales tradicionales son flautas, tambores y cascabeles.

    23. Amuzgos

    Los amuzgos integran un comunidad étnico de 58 mil indígenas que viven en la zona montañosa de Guerrillero y Oaxaca.

    “Amuzgo” quiere opinar “puesto donde hay dulces” y la sinhueso del mismo nombre es de origen otomangue. Un parada porcentaje de indígenas deje solo la sinhueso nativa, el resto es bilingüe.

    Viven de la pesca, agricultura de subsistencia y de la elaboración de artesanías como cerámicas, tejidos y bordados. Son conocidos por sus complejos diseños artesanales en los que representan figuras geométricas y animales pequeños.

    Practican ritos precolombinos relacionados con la siembra, el éxito de la cosecha y la protección de ríos, montañas, cuevas y otras formaciones naturales.

    Las casas en los pueblos suelen ser rectangulares con paredes de adobe, mientras que en las aldeas son circulares con paredes de pústula y techos de palma.

    En las paredes cuelgan los utensilios de cocina y las herramientas de trabajo. Las comunidades más rurales carecen de electricidad, agua potable y servicios de drenaje.

    Tradiciones y costumbres de los amuzgos

    Las expresiones musicales varían de un enclave a otro, destacando el sonecillo de tierra caliente, el fandango y el pan de sirope.

    Entre las danzas sobresalen los tlacololeros, los viejitos, los tecuanes, los manueles y los doce pares de Francia.

    Las mujeres visten huipiles y faldas de percal decoradas con tiras de friso en colores brillantes y contrastantes, como turquesa sobre amarillo y rosa o verde sobre cerúleo.

    La almohadilla social de los amuzgos es la tribu (nuclear y extendida). Es frecuente que la mano de la novia sea solicitada por un intermediario de prestigio. La época usual de casamiento es de 17 y 15 primaveras para varones y hembras, respetivamente.

    24. Tojolabales

    Hay unos 55 mil indígenas tojolabales en México que viven en Chiapas, cerca de la frontera con Guatemala. Su principal establecimiento es la ciudad de Comitán de Domínguez, donde constituyen la población mayoritaria.

    Su sinhueso es mayense y “tojolabal” significa, “palabra que se audición sin engaños” o “discurso justiciero”. Por consiguiente, los tojolabales se llaman a sí mismos “hombres de palabra recta”. Tienen varios discursos o maneras de comunicarse que incluyen el deje cotidiana, el silbido, el deje prócer y la sagrada deje.

    Su entorno natural es la Selva Lacandona que cuenta con fincas privadas en los valles fértiles, mientras que la mayoría de las aldeas indígenas se sitúan en áreas montañosas y rocosas de pequeño productividad agrícola. La escasez de tierras cultivables ha alimentado la conflictividad social en la zona.

    Tradiciones y costumbres de los tojolabales

    Uno de sus ritos fundamentales es el del permanencia personal, en el que los individuos realizan un ceremonial privado con la ayuda de un hechicero para restaurar su conformidad interior.

    Tanto hombres como mujeres usan vestimentas de colores brillantes, aunque la ropa femenina es más vistosa y con mayor cantidad de accesorios.

    La ropa occidental como las camisas con ordenanza ya son frecuentes en la vestimenta, aunque muchos indígenas siguen rechazando el calzado y prefieren trabajar y trastear descalzos.

    La religión y las creencias son componentes importantes de la vida cotidiana de los tojolabales. Los hechiceros se especializan en dos campos: curación y brujería. Los curanderos prueban la parentesco de la persona enferma para ver si la dolencia es una enfermedad corporal o un castigo de Todopoderoso.

    25. Huicholes

    Los huicholes o wixárikas son un pueblo nativo mexicano que habita en la Sierra Origen Occidental en el estado de Nayarit y áreas serranas de Jalisco, Zacatecas, San Luis Potosí y Durango.

    El nombre “huichol” es la españolización de una voz náhuatl, mientras que el término “wixárika” es del idioma nativo que significa “la multitud”.

    El idioma de los huicholes, llamado “wixaritari”, pertenece al comunidad de lenguas uto-aztecas y está emparentado con el comunidad nahua o aztecoide.

    La religiosidad tradicional de los huicholes incluye el uso del peyote, un cactus alucinógeno que crece en esa parte de la sierra.

    Su religión es una mezcla de creencias animistas y nativistas, con cachas tradición precolombino y relativamente poca influencia del catolicismo.

    Tienen 4 deidades mayores: el maíz, el ciervo, el listo y el peyote, a las que consideran descendientes del sol.

    Su principal centro religioso es el monte Hasta la coronilla (San Luis Potosí) dividido en dos lados, uno para los hombres y otro para las mujeres.

    Tradiciones y costumbres de los huicholes

    El arte huichol es uno de los más famosos de México, especialmente por sus bellos cuadros de intriga. Los diseños huicholes son de triunfo mundial y tienen significados tanto culturales como religiosos.

    Las mujeres huicholes visten un traje pintoresco sencillo con una blusa corta color amapola, enaguas (túnica floreado que cubre la vanguardia) y collares de chaquira. Los hombres usan pantalón y camisa de edredón blanca con bordados de algodón, capa y sombrero de palma con bolas de intriga o adornos de chaquira.

    26. Tepehuanes

    Los tepehuanes o tepehuanos son uno de los muchos pueblos indígenas de México que en su religión mezclan el cristianismo con nociones nativos prehispánicos.

    Hay 2 grandes ramas de esta etnia de 38 mil indígenas; los tepehuanes del finalidad, que viven en Chihuahua y los del sur, asentados en Durango, Jalisco y Nayarit. Uno y otro grupos hablan una sinhueso muy parecida perteneciente a la tribu filología uto-azteca.

    Los del finalidad siguen con más apego las tradiciones cristianas, mientras que en todas las comunidades las figuras católicas (Todopoderoso, Jesús, la Inmaculado y el santoral) se mezclan con otros entes divinos como el espíritu de la montaña, el dios del ciervo y la fortuna de la mañana.

    En los dos pueblos, el chamán ejerce la función de dirección espiritual dirigiendo los ritos sagrados y las fiestas religiosas.

    La dieta de los tepehuanes se pedestal en la caza, pesca y agricultura. Cazan venados, armadillos y conejos; pescan bagres, truchas de río y camarones; y cosechan frijoles, maíz, papas y jitomates. De los animales domésticos obtienen cuajo, pinrel y huevos.

    Tradiciones y costumbres de los tepehuanes

    Los tepehuanes del finalidad construyen sus casas con ayuda de toda la comunidad, recibiendo solo la comida y las bebidas. Las tesguinadas son habituales en estos trabajos grupales.

    Los tepehuanes del sur celebran a principios de octubre el festival del elote tierno, una ceremonia no cristiana para devolver el éxito de la cosecha.

    Visten usualmente ropa comercial y el traje pintoresco en ocasiones especiales. La vestimenta tradicional de la mujer consta de falda, blusa y mandil de satín en piezas muy coloridas y decoradas con encajes y listones. Todavía llevan un simulación frito y calzan huaraches.

    Los hombres usan calzón y camisa manga larga de tela de edredón, pañuelo ligado al cuello, sombrero de palma de ala ancha y huaraches.

    27. Triquis

    El pueblo triqui vive en el noroeste de Oaxaca, formando un atípico enclave cultural de 29 mil indígenas en medio de un amplio paraje mixteco. Su sinhueso pertenece a la tribu mixtecana, que a su vez forma parte de la gran tribu filología otomangue.

    Se conocen 4 dialectos triquis hablados en los 4 asentamientos principales (San Juan Copala, San Martín Itunyoso, San Andrés Chicahuaxtla y Santo Domingo del Estado).

    Fueron evangelizados por los dominicos y son esencialmente católicos, aunque conservan tradiciones religiosas no cristianas como la veneración de la naturaleza, los astros y los fenómenos astronómicos.

    Festejan a los santos católicos patronos que generalmente le dan nombre a las localidades, así como el Carnaval cuando exhiben sus danzas típicas.

    Una fiesta pagana que está siendo rescatada en Santo Domingo del Estado es la del Todopoderoso Exhalación, celebrada el 25 de abril en la Cueva del Exhalación donde creen que vive la superhombre.

    Tradiciones y costumbres de los triquis

    Uno de los principales símbolos de la civilización triqui son los huipiles rojos tejidos con gran destreza por las indígenas, actividad enseñada a las niñas desde corta época. Otras artesanías son alfarería, sombreros, petates y tenates.

    La dormitorio de vestir infaltable en la mujer triqui es su huipil rojo hecho en telar de cintura. La música triqui es ejecutada con guitarra y violín, aunque en San Juan Copala incorporan tambor y un herramienta de singladura parecido a una flauta de pan.

    28. Coras

    Los coras son 25 mil indígenas mexicanos concentrados en el municipio El Nayar, al este de Nayarit, aunque igualmente hay comunidades en Jalisco. Se autodenominan “nayeeri”, voz de la que proviene el nombre del estado. Hablan el idioma nayeri emparentado con el huichol y de forma lejana con el náhuatl.

    Es global que entre sí se comuniquen en su sinhueso, aunque igualmente emplean un dialecto formado por nayeri, castellano nuevo y castellano antiguo. Su religión mezcla cristianismo con creencias prehispánicas. Tayau representa al sol, que a mediodía se sienta en una apero de oro a fumar su pipa, cuyo humo son las nubes.

    Viven de la agricultura y de la crianza de animales. Los rubros más sembrados son maíz, frijol, melón, calabaza, melón de agua, cacahuate, caña de azúcar, pepino, jitomates, chiles y pene mexicano (jícama). Crían vacas, ovejas, cabras, puercos, caballos, mulas y aves de corral.

    Tradiciones y costumbres de los coras

    Mantienen una relación estrecha con la naturaleza y consideran que su paraje, de cerca de 120 mil hectáreas, es venerable. Varias de sus fiestas persiguen que los dioses, espíritus, animales y plantas, renazcan y renueven el ciclo vitalista.

    Producen algunas artesanías como morrales de guata, fibras sintéticas y algodón, sombreros de yute y huaraches de cuero con suelas de neumáticos.

    La vestimenta es muy sencilla. Las mujeres usan falda y blusa, mientras que los hombres visten calzón de edredón, camisa, sombrero y huaraches.

    29. Etnia Mam

    Los mames son un pueblo indígena de origen maya que habita en Chiapas y Guatemala. En México, su población asciende a 24 mil indígenas que durante la época prehispánica formaron un señorío de límites y ordenamiento no precisada, que tuvo a Zaculeu, en el altiplano occidental de Guatemala, como haber.

    Opusieron gran resistor a los conquistadores españoles, aunque finalmente fueron sitiados y doblegados por Gonzalo de Alvarado. Hablan la sinhueso mam, de entronque maya, el tercero más usado actualmente entre los idiomas de tribu maya, ya que es hablado por 500 mil indígenas guatemaltecos.

    Su religión incluye nociones cristianos y creencias ancestrales. Celebran a sus santos católicos y realizan ceremonias como la de la tromba.

    La principal figura hierático es el chiman (antecesor) que ejerce de intermediario entre la población seglar y el mundo sobrenatural. Son sacerdotes y adivinos, pero no brujos.

    Tradiciones y costumbres de los mames

    La mayor parte de la población activa trabaja en la crianza de animales domésticos y en la agricultura, sembrando y cosechando maíz, frijol, chilacayote y papas.

    Otras ocupaciones importantes son los músicos marimbistas que animan el consumo de néctar en los estancos, los mueleros (extractores de muelas), los rezadores y los castradores de animales.

    Las mujeres visten una blusa convocatoria costurina o una camisa de manga corta. Los vestidos elegantes suelen ser de color amarillo con franjas rojas. El traje pintoresco masculino es calzón de edredón, camisa, franja y pañuelo rojo, sombrero de palma y huaraches.

    30. Yaquis

    Son indígenas de Sonora que se asentaron en las riberas del río Yaqui. Actualmente suman unos 23 mil que viven en su zona tradicional y formando colonias en las ciudades sonorenses.

    La Matanza, Sarmiento y El Coloso, son asentamientos de la ciudad de Hermosillo conocidos como los “barrios yaquis”.

    Hablan la sinhueso yaqui o yoem noki, de la tribu uto-azteca, tan parecida al idioma mayo que tienen un 90 % de mutua inteligibilidad.

    Sus escuelas primarias y secundarias son bilingües (yaqui/castellano). Crían hato, pescan (especialmente en Puerto Lobos) y cultivan la tierra, principalmente trigo, soya, alfalfa, cártamo, hortalizas y forrajes.

    Fueron evangelizados por los jesuitas y son esencialmente católicos, realizando sus ritos en latín. Su principal festividad religiosa es la Cuaresma en la que escenifican la Pasión de Cristo incluyendo a intérpretes que encarnan a Cristo, Poncio Pilatos, los fariseos y los romanos, representación con música de flautas y tambores.

    Tradiciones y costumbres de los yaquis

    Las danzas forman parte de las tradiciones más antiguas del pueblo yaqui. En la danza de la pascola tres hombres bailan con el torso descubierto mientras suenan unos cascarones de orugas secas sujetos a sus piernas. El danza es acompañado con música de arpa, violín e instrumentos de percusión.

    La danza del majareta es una representación de la montería del animal acompañada con música de arpa y violín. La danza de pajkolas usualmente precede a la del majareta y su música se ejecuta con tambor y una flauta típica yaqui.

    Pueblos indígenas de México atlas

    Características de los pueblos indígenas de México

    En México hay 56 grupos étnicos que agrupan una población de aproximadamente 15 millones de indígenas.

    La diversificación filología es una de las características más notorias de los amerindios mexicanos, distinguiéndose más de 100 lenguas, aunque este número varía con los criterios de clasificación utilizados.

    Parte importante de esta población son los pueblos indígenas mayas, herederos de una de las civilizaciones nativas americanas más fascinantes.

    Pueblos indígenas mexicanos

    Pueblos indígenas definición: son los que presentan una identidad étnica basada en su origen, historia, sinhueso, civilización, instituciones y tradiciones. Pueden ser definidos como pueblos autóctonos que provienen de las sociedades originales de un país o paraje.

    Pueblos indígenas de México pdf: el venidero documento pdf, obra de Federico Navarrete Linares, editada por la Comisión Franquista para el Ampliación de los Pueblos Indígenas, contiene valiosa información sobre la historia y presente de los pueblos indígenas mexicanos.

    Esperamos que te haya gustado este artículo sobre los pueblos indígenas de México. Te invitamos a compartirlo con tus amigas y amigos de las redes sociales.

     

    Ver igualmente:


    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo Mas Información